Empeñados en sacar adelante, lo mejor posible, este proyecto hemos seguido las indicaciones expertas que, por un lado nos han animado a erradicar algunas plantas y árboles poco indicados o perjudiciales y, por otro,a mantener aquellos de especial interés.El primer paso nos acercó, herramienta en mano, a las cuatro colonias elegidas de ruscos que, podrían resultar afectadas por cuestiones «logísticas». Por suerte el suelo, gracias a las lluvias, estaba bastante suelto y conseguimos rescatarlos para trasplantarlos de manera provisional.El pasado año adelantando acontecimientos habíamos organizado, como sabéis, algunos viveros en los que  plantamos pequeños brotes que crecían a la sombra de los árboles o en lugares en los que difícilmente prosperarían.
La faena resultó todo un éxito, ya tenemos pequeños ruscos, laureles, acebos, etcétera… que esperan volver al lugar de su nacimiento y acaban de recibir a los recién llegados de Selva Asturiana.

Especie: Ruscus aculeatus L. Nombre común: Rusco, arrayan,acebillo,brusco.

 El rusco es una planta herbácea perenne que se conserva verde prácticamente todo el año; tiene una cepa rastrera y subterránea y los vástagos erguidos, lampiños y ramosos en lo alto, con una altura no superior al metro y medio. Las hojas son tan pequeñas que apenas se aprecian. Es una planta con pies masculinos y femeninos.
Florece en primavera y fructifica en otoño e invierno De la recolección interesan el rizoma y las raíces que, una vez recogidos, se deben poner a secar a la sombra o en secadero, a temperaturas no muy altas. Es fácil verla acompañando a la encina.
El fruto es una baya globulosa, parecida a una pequeña cereza roja, con una o dos semillas en su interior. La corona de arrayán es símbolo de alegría: los griegos y romanos distinguían con coronas de mirto a quienes alcanzaban victorias no cruentas, y en las fiestas de esponsales entretejían arrayanes y rosas como símbolo de pureza en alusión a la diosa del amor. El Arrayán sería incorporado por los árabes al  jardín con un uso ornamental, utilizándolo en la formación de setos vivos y como planta de usos diversos. Su madera es de buena calidad, semidura y semipesada, de grano fino, en algunos lugares se utiliza para trabajos de marquetería.

Fotografía de Selva Asturiana con uno de los ruscos  en primer plano

Antiguamente se le dio muchos usos, algunos tan curiosos, como aquél que le otorgó el nombre de «espina ratera».Se utilizaba para cubrir los garfios de los que colgaban los jamones y quesos, para que los ratones se pinchasen con sus espinas y desistiesen de su empeño.

                                                       

                                  Documentación; Eco-Diario Alternativo
                                                                                                                         El Portal de la Naturaleza
 
                                                                                              Fotografías; Paco Calzado
                                                                                                                  Ana I. Díaz G.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest