Fuente: La aldea recuperada

“Otro día habíamos caminado hasta la mina de hierro. Recuerdo, aunque vagamente, el pozo de color rojizo y con pequeñas lagunas de aguas azuladas donde se reflejaba la abundante fronda. Las vagonetas en una vía muy estrecha esperaban ser empujadas y una pared de norte a sur que partía el pozo en dos. A los lados de la mina se depositaba la tierra extraída formando montículos rojizos entre los que se hallaba la mena de pirita que por sus destellos dorados parecían de oro. Por algo se le llama, y no sin motivo, “el oro de los necios” por confundir a quienes desconocen su composición y uso. Guardé un trozo en mi mano y cerré el puño. Al abrirla una vez alejado de la mina, noté en ella el olor ácido del azufre. El sonido de la bomba que achicaba continuamente el agua del pozo, resonaba entre los alisos del paraje y llenaba el ambiente de misterio mientras vertía al río un chorro de agua barrosa que anegaba el camino. Hacia el norte del pozo, se levantaban con paredes simples de ladrillo unas casetas donde se cambiaban los mineros y guardaban las herramientas.”

“La guerra había parado los trabajos y al reanudarlos fue necesario achicar el agua aportada por múltiples manantiales con varias bombas que funcionaban de continuo. Allí había trabajado de joven mi abuelo Santos González Cue. Con una vaca de tiro movía las vagonetas por las estrechas vías. Un primo suyo, Perico “El Coxu” perdió una pierna tras un accidente con una vagoneta de aquellas que ahora serán un amasijo de hierros oxidados en el fondo de pozo.  Después, ya abandonado el intento de conseguir mejor material por la poca rentabilidad que tenía, quedaron las pilas del mineral abandonado a la oxidación de la humedad constante y virando de rojo al ocre y vías y carrochas ocultas bajo el agua.

Las malezas acabaron por cubrir las orillas del Pozu la Mina a la vista de quienes por allí pasan como queriendo ocultar el perpetuo caminar del tiempo.  En la fuente que delante de la cueva La Herrería mana se encuentran desperdigados bloques de mineral distinto a la pirita, fruto de otra actividad aún más alejada en el tiempo en el que la civilización conseguía dominar la tierra con las primeras herramientas de hierro.”

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
EnglishFrenchSpanish

Pin It on Pinterest