FUENTE DOCUMENTAL.- Rainforest Site

FOTOGRAFIA: Bosque de Bolao en Selva Asturiana

Contrariamente a la creencia popular, la plantación de árboles no necesariamente protege contra el cambio climático a menos que sean del tipo adecuado, según un estudio de este año 2016. Los investigadores del Laboratorio de Ciencias del Clima y Medio Ambiente en Gif -sur -Yvette, Francia, han resuelto que la sustitución de árboles de hoja caduca por coníferas como pinos en los bosques europeos, ha dado lugar a una liberación neta de carbono a la atmósfera. Los gestores forestales en Europa han ampliado sus zonas boscosas en 10 por ciento desde 1850, este aumento de especies de hoja perenne parece ser  es el resultado de querer aumentar  la cosecha de madera, sustituyendo árboles de hoja caduca por coníferas de crecimiento más rápido.

“La hipótesis actual es que todo el manejo forestal y todos los bosques contribuyen a la mitigación del cambio climático”, sin embargo Kim Naudts autor del estudio citado anteriormente  manifestó a la revista Scientific American : – “No podemos decir que esto sea cierto, al menos para Europa”-  insistiendo en que las prácticas de manejo forestal necesitan cambiar si con ellas se pretende disminuir el calentamiento global.

Los resultados de los bosques europeos no se aplican necesariamente a las zonas tropicales, donde los árboles casi seguro que enfrían la atmósfera, de lo que se deduce que los bosques europeos cambiarían a mejor si, finalmente se plantasen más árboles de hoja caduca que coníferas .

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
EnglishFrenchSpanish

Pin It on Pinterest